La abeja, la montaña y nuestros hermanos

Mi nombre es Constanza y estoy participando en un voluntariado en Comitán de Domínguez, Chiapas.

Nuestro proyecto se llama La montaña, la abeja y nuestros hermanos. Somos cinco compañeros quienes estamos compartiendo la experiencia de servicio.
Trabajamos junto con el Hermano Chepe, quien practica la apicultura desde que tiene 8 años. Actualmente tiene un apiario en el municipio de las Margaritas; son aproximadamente 70 colmenas las que cuidamos.

Durante este tiempo que llevamos de servicio, nos hemos dedicado a recuperar conocimientos para generar nuestro propio manual de apicultura (adjunto abajo); buscamos que sea un apoyo para las comunidades indígenas al momento de impartir los talleres de apicultura; que sea un apoyo para los futuros "Jóvenes por el Servicio" que lleguen a este proyecto; pero sobre todo, que sea un apoyo para nuestros hermanos mexicanos que busquen mejorar al medio ambiente por medio de la apicultura.

IMPORTANCIA DE LA APICULTURA
Principalmente, es muy importante cuidar a las abejas por el importante trabajo que realizan: la polinización. Sin este proceso, automáticamente se vendría abajo la agricultura, y por lo tanto, la humanidad, pues nos harían falta nuestros alimentos.
Platicando con trabajadores del campo y apicultores, he escuchado muchas quejas sobre plagas y enfermedades que atacan a las abejas, así como la abeja africana, que al parecer ha sido enviada desde países más poderosos para que asesine a la abeja mellifera; es por eso que consideramos muy importante que éste animalito pueda tener un espacio agradable dónde vivir y se pueda desarrollar de un modo más amigable. El trabajo de la apicultura requiere dedicación y cuidado, pues la abeja puede parecer un animal doméstico al poder vivir en una colmena, sin embargo, es un animal salvaje, que si no se atiende como lo merece, se irá.
Sin duda, el producto también es muy importante, pues la miel es un alimento rico en vitaminas que ayuda a mejorar la salud en muchos aspectos. Así pues, el objetivo principal del proyecto, es recuperar los conocimientos ancestrales sobre la apicultura y compartirlos en las comunidades indígenas de Chiapas, para que, trabajando con la abeja, tengan un recurso monetario y alimentario, al mismo tiempo que trabajemos para mejorar y cuidar a nuestra Madre Tierra.

LA EXPERIENCIA EN EL APIARIO
Después de leer manuales de apicultura para nuestro cuidado personal y el cuidado del apiario... por fin entramos al lugar donde las obreras preparan su deliciosa miel. Antes de acercarse al apiario, uno ya debe ir preparado con su equipo de protección:

  • bien bañados, sin olores corporales fuertes (sudor, perfume, etc...)
  • ropa de color claro (de preferencia blanca, pues las abejas se molestan con los colores oscuros)
  • guantes
  • velo de color claro
  • un sombrero que sostenga el velo para que éste no roce nuestra cara
  • botas blancas de hule

La primera vez que me coloqué el velo sentí que traía puesto un traje de astronauta; empieza a sentirse mucho calor, las manos empiezan a sudar con los guantes, las botas hacen sudar los pies y el cabello da comezón en la cara. Con el tiempo, uno se va olvidando de esa sensación.
Adrenalina es: abrir una colmena por primera vez. Para que las abejas no se asusten, se debe echar humo con el ahumador por la piquera (que es el espacio por donde entran las abejas a la colmena), así se mantienen alejadas un momento mientras se revisa la colmena (que es todo el cajón de madera donde viven las abejas). Ésto se debe realizar rápidamente, pues de tardarse, se fomenta el pillaje (que es cuando una abeja intenta entrar a una colmena que no es la suya) y ocasiona que las abejas comiencen a pelearse. Las abejas tratarán siempre de defenderse, por lo que volarán a la cara de uno y chocarán. Tratarán de encontrar un hoyo por el cual meterse al velo y hasta el más ligero contacto con piel para insertar el aguijón. Adrenalina es tenerlas a todas sobre el velo, zumbando en tus oídos, en tu cuello y en tu cara; tenerlas a todas en tus manos mientras trabajas en la colmena, picando en tus guantes mientras tu esperas a que el aguijón no logre pasar a través de la tela... Con el tiempo, ese temor también va desapareciendo.
Hay que ser muy cuidadosos al abrir y cerrar la colmena: se debe matar a cualquier insecto ajeno a la colmena (arañas, termitas, escorpiones...), pues éstos matan a nuestras abejitas; al tapar la colmena, se debe cuidar no aplastarlas, pues, además de que las estamos cuidando para que sobrevivan, el olor de las abejas muertas u otros insectos muertos, les desagradan por completo y se pueden llegar a ir.
Además de lo anterior, los trabajos que realizamos en el apiario van desde alimentar a las abejas, revisar el avance y correcto desarrollo de las colmenas, limpiar la cera de los bastidores, colocar bebederos para las abejas, hasta matar con los dedos a la abeja reina que ya es vieja e insertar a la nueva...

TRABAJO FUERA DEL APIARIO
En épocas de poca floración se lleva a cabo la alimentación artificial; se les prepara a las abejas agua con azúcar y miel y se les da en diferentes cantidades dependiendo si sólo se quiere alimentar o si se requiere que crezcan.
También es necesario tener bastidores limpios y en buenas condiciones, pues cuando se acerca la cosecha, las colmenas comienzan a crecer y se requiere colocar alzas para hacer una colmena más grande, y por lo tanto, más bastidores (que son los que sostienen las celdas o panales que construyen las abejas). Nosotros no compramos la cera estampada para los bastidores, sino que la elaboramos con la propia cera que recuperamos; derretimos la cera hasta dejarla con las menos impurezas posibles y después de estamparle las celdillas, la pegamos a los bastidores de madera.
También preparamos en la carpintería los cajones y las alzas, y algo muy importante: sembramos en la casa donde vivimos los voluntarios y los hermanos, algunas de las flores que atraen más a las abejas. En los techos de la casa, hay algunas colmenas vacías impregnadas de cera para que las abejas, que atraídas por las flores, deciden quedarse y construir sus panales.

TODO CAMPESINO TIENE DERECHO NATURAL A POSEER UN LOTE RACIONAL DE TIERRA DONDE PUEDA ESTABLECER SU HOGAR, TRABAJAR PARA LA SUBSISTENCIA DE SU FAMILIA Y TENER SEGURIDAD EXISTENCIAL. (…) DEBE CONTAR CON MEDIOS DE EDUCACIÓN TÉCNICA, CRÉDITOS, SEGUROS Y COMERCIALIZACIÓN.
Papa Francisco, Carta Encíclica LAUDATO SI'. Sobre el cuidado de la casa común.

You should not see this

Комментарии

Аватар пользователя Eugenia Enríquez

Gran iniciativa, felicitaciones!!!

Аватар пользователя Constanza Nieto
from Mexico, 4 года назад

Project Period

Started On
Sunday, August 14, 2016
Ended On
Tuesday, April 11, 2017

Количество участников

1

Часы работы

400

Topics

Youth Programme

SDG

Are you sure you want to delete this?
Welcome to Scout.org! We use cookies on this website to enhance your experience.To learn more about our Cookies Policy go here!
By continuing to use our website, you are giving us your consent to use cookies.