Una promesa Scout, conoce la historia de Violeta comprometida con los principios y valores Scouts

Story
4 Quality Education
Quality Education
Youth Programme
Interamerican Scout Region's picture
by Interamerican S... from Panama
Publication date: 12th Apr 2022

Conoce la historia de entrega u compromiso de Violeta, en Scouts de Argentina, que nos inspira a llevar cada día mas con orgullo el color violeta de los Scouts. 


Violeta es el color que une a todos los scouts alrededor del mundo, es la decodificación visual que acompaña a nuestra flor de lis y que nos estrecha la mano con millones de realidades en cientos de países. Desde que somos niños scout nos identificamos con los símbolos y nuestros valores, pero en esta oportunidad sabemos que hay mucho más detrás de ese color o de esa insignia, esta vez también hay un nombre.

Un sábado soleado en un pequeño punto de las sierras de Río Ceballos de la provincia de Córdoba, en el centro de la Argentina, hay un grupo de niños y niñas que desde ese lugar en el mundo prometerán para siempre el vivir la vida scout. Violeta, una de las jovencitas de la Unidad Scout DiniZulu del grupo Scout Arkani, lleva casualmente por nombre el color más representativo para nosotros.  Ella es una de esas niñas que en unos minutos tomará la promesa, la noche previa vivió su exclusivo Fuego de la Ley y analizó junto a sus compañeros y compañeras todos los desafíos que tendrá por delante tratando de vivir la Ley Scout cada día. Se acercan las 16.30 hs del sábado y luego de repasar una y cien veces cada artículo y cada estrofa de la promesa, llega el momento y los nervios aparecen, nublan todo lo que había calculado decir, y finalmente se quedó sin palabras.

Esta niña de 12 años llamada Violeta que acaba de quedarse callada en la ceremonia más importante como scout no pudo ir al último campamento de grupo, que se llevó a cabo hace más de dos meses, era de esperar porque un tiempo atrás y casi sin entender cómo pasó toda la familia tuvo que aprender de golpe acerca del dolor y de las enfermedades. Al hermano menor de Violeta le diagnosticaron Leucemia Linfática Aguda, y así su vida plagada de juegos, horas de educación, campamentos y diversión, se transformó en turnos en hospitales, eventos para recaudar dinero y todo lo que conlleva una enfermedad de un familiar que trastorna toda realidad anterior. Junto a sus padres, amigos, scouts y todos quienes quisieran ayudar se reorganizó la vida y Violeta puso su impronta de “acción” y de diciendo y haciendo. A pesar de todo este nuevo mundo tan apabullante ella logró las mejores calificaciones en sus estudios, fue reconocida con la bandera de mérito y como nos propone la ley, sin pedir nada a cambio.

Todavía no se avizora el final, luego de varios análisis médicos resultó que Violeta era la única persona totalmente compatible que podría donarle un poco de médula a su hermano para que sanara y así salvarle la vida; es decir, poder transformar la vida de un ser amado y toda la familia poniéndose en riesgo ella misma. El miedo no logró paralizar la ilusión de llevar a cabo el gesto de amor más hermoso y despojado para con otro ser humano. Todo el tratamiento fue como se esperaba y hoy la familia acompaña a Violeta en su promesa con el placer y la satisfacción de haber pasado juntos el mayor escollo que les planteó la vida hasta el momento.

En ese instante de la tarde del sábado en el que pasó al frente, Violeta levantó su mano derecha haciendo el saludo scouts y las palabras seguían sin aparecer, los presentes comenzamos a repasar en nuestras mentes una a una las estrofas de la promesa… “por mi honor prometo hacer cuanto de mi dependa para cumplir con mis deberes para con Dios, la Patria, con los demás y conmigo mismo, ayudar al prójimo y vivir la Ley Scout”.

Y fue en ese instante en el que todos sin emitir una palabra nos dimos cuenta que el compromiso para con su familia, el desafío de asumir responsabilidades a pesar de las dificultades, el amor hacía su hermano y el prójimo y la enseñanza de que todo es posible, nos demostró que Violeta ya había hecho su promesa mucho antes de la ceremonia… No importa si los nervios lograron que las palabras no lleguen a transformarse en sonido, todo lo vivido y la huella que dejó en cada uno de nosotros y quienes la rodean nos hace dar ganas de que el mundo sea un poco más scout, que sea cada día un poco más Violeta.

 

Escrita por el Grupo Scout Arkani, Argentina.  

https://www.instagram.com/arkaniscout/

  

Are you sure you want to delete this?
Welcome to Scout.org! We use cookies on this website to enhance your experience.To learn more about our Cookies Policy go here!
By continuing to use our website, you are giving us your consent to use cookies.