Un familia supera la crisis y logra llegar al JamCam

Youth Engagement
Imagen de Interamerican Scout Region
by Interamerican S... from Panama
Publication date: 5. Ene 2020
Creator: Brasil

Por Jéssica Constantino y Ivan Brugalli

 

Maletas listas, ruta mapeada … todo estaría listo para JamCam si no fuera por el inesperado despido de Acacio, que trabajó dos turnos de enfermería para venir a JamCam. Fue con los ingresos de él y de su esposa, Claudia Guimaraes, que se planeó el viaje en automóvil. Cubrirían más de 2.200 km de terreno desde la ciudad de Vitoria da Conquista hasta Foz de Iguazú en automovil. Con su renuncia, Acacio no podía costear el viaje de su familia, ni en automóvil y mucho menos en avión, ya que los boleto aéreos desde Bahía eran muy caros. La familia casi renuncia a su sueño de asistir a su primer campamento internacional.

Pero fue por uno de los pasatiempos y la experiencia de más de 40 años en el Movimiento Scout que Acacio se inspiró: anunció en las redes sociales que vendería su colección de insignias para poder asistir al evento. La idea fue un éxito, y más del 90% de su colección se vendió en 42 lotes, cada uno con al menos 6 insignias.

“Deshacerme de lo material no fue tan difícil, mi propósito principal era la felicidad de mi familia”, dice Acacio.

Claudia también estaba decidida a ayudar con los ingresos: trabajó durante tres semanas seguidas en otra ciudad, dando clases de enfermería para obtener más dinero para el evento. Lamentablemente, el pago no se realizó y una vez más la familia se vio en problemas. Gracias al legado de Baden-Powell, se dieron cuenta de lo increíble que es la fraternidad Scout, ya que recibieron el apoyo de varios Scouts les apoyaron.

Ofreciéndoles sus hogares a Acacio, Claudia, su hija Sofía de 13 años y João de 15 años; todos los del grupo 81 Impisa, descansando mientras estaban en el camino. “Cada ayuda, cada uno de los voluntarios que nos ofrecieron posada, nos motivó a continuar el viaje a JamCam. Fue conmovedor ver cómo todos nos ayudaron, vimos como la gente es buena”, dice Claudia, muy conmovida.

De los cuatro días de viaje, pasamos tres noches en los hogares de las familias Scouts del Gobernador Valadares (MG), Ribeirão Preto (SP) y Cascável (PR). Para la pequeña Sofía, fue una experiencia indescriptible “Por mucho que pasamos cuatro días en un automóvil, conocimos nuevos lugares, hicimos amigos y probamos diferentes comidas, incluso tomé jugo de maíz”, dice la Scout, emocionada.

Fue a través de la determinación, la resistencia y el apoyo de otros Scouts que el sueño de conocer parte de Brasil y asistir a su primer campamento internacional se hizo posible para la familia Guimaraes.

Fotografía de izquierda a derecha: Sofia, Acacio, Claudia e João| Fotógrafo: Gabriel Rodrigues

You should not see this

Comentarios

Are you sure you want to delete this?
Welcome to Scout.org! We use cookies on this website to enhance your experience.To learn more about our Cookies Policy go here!
By continuing to use our website, you are giving us your consent to use cookies.