The Scout.org website uses "cookies", both internal and from third parties. Cookies are small text files placed on your end user device and help us to distinguish you from other users, to enhance your experience on scout.org. If you continue, we'll assume that you are happy to receive cookies on our website. You can change your browser's cookie settings at any time. To find out more about how we use cookies and how to manage your browser settings read our Cookies Policy.

Nouvelles

El movimiento Scout victima del regimen nazi

1. Jan 2010

El 8 de marzo el servicio de seguridad del Reino Unido envió a los archivos naciones tres bultos de documentos desclasificados que cubrían un período que iba desde 1937 a 1944. El Bureau Scout Mundial adquirió estos documentos para examinarlos. Estos eran esencialmente notas de la policía declarando el ir y venir de miembros de la juventud hitleriana en el Reino Unido. Otras partes están bajo el título del Movimiento de la Juventud Nazi.

Como Baden-Powell se encontró con representantes de la Juventud Hitleriana.

Dentro de todas estas piezas de documentos hay una copia de una carta enviada el 20 de noviembre de 1937 de Baden-Powell a Joachim von Ribbentrop, el embajador alemán en Londres, agradeciéndole por haberle recibido el 19 de noviembre para encontrarse con Jochen Benemann y Hartmann Lauterbach, oficiales de la Juventud Hitleriana. El tono de esta carta es educado y diplomático. Se refiere a los mutuos sentimiento que los británicos y los Alemanes puedan intercambiar, Baden-Powell escribe: “sinceramente espero que seremos capaces en un futuro cercano de expresarnos a través de la juventud de ambos lados, y a la vez yo consultaré con mis directores jefes y veré que sugerencias me puedan dar”.

En uno de estos bultos de documentos hay un reporte de dos páginas que Baden-Powell, desde ahora BP, transmitió al Comisionado Internacional, donde afirma que “ambos, Benemann y Lauterbach, están ansiosos de ver a los Scouts acercarse al Movimiento Juvenil Alemán”. El continua su reporte afirmando que Ribbentrop “ve en el Movimiento Scout una agencia muy poderosa” para ayudar a acercar las dos juventudes. Para Ribbentrop, y por el reporte de BP, “la verdadera paz entre las dos naciones dependerá en que la juventud se junte en términos de amistad olvidando las diferencias pasadas”. Este reporte no cuenta con instrucciones de BP acerca de las sugerencias propuestas por Ribbentrop.

Lord Baden-Powell no se encontró con Hitler:

En su reporte, BP dice que a Ribbentrop le gustaría que él vaya a Alemania a encontrarse con Hitler. Es obvio que este encuentro nunca se dio. Una semana luego de su encuentro con el embajador, BP partió al África. Regresó al Reino Unido por un período corto en 1938 antes de regresar permanentemente a Kenia en Octubre 27 de 1938, donde moriría 3 años después.

En 1933 y 1937 el Movimiento Scout responde a la prohibición del escultismo por los Nazis

En enero de 1933 antes de la toma del partido Nazi, la Juventud Hitleriana había expresado su hostilidad hacia el escultismo alegando que solo ella podía representar a la juventud alemana. El 17 de junio de 1933 el Großdeutche Bund, una federación de varios movimientos juveniles, incluyendo una docena de grupos Scouts fue prohibida. El 26 de mayo de 1934 un decreto prohibió la Reichschaft deutscher Pfadfinder, otra federación de grupos Scouts. El decreto afirmaba que la federación “ se había convertido en un lugar de refugio para los jóvenes enemigos del nuevo Estado.

Esta solución marcó el fin del deseo de que la Juventud Hitleriana sea reconocida por el Bureau Internacional de los Boy Scouts. Se hicieron contactos durante el Jamboree en Hungría (agosto 1933) entre ellos y el Bureau Internacional, la Juventud Hitleriana mandó a su Jefe de Staff, Karl Nabersberg. Él también asistió al Bureau Internacional en Londres en 1934, vestido en uniforme Scout a negociar contactos. También buscó reunirse con los Scouts de Francia. Pero ninguno de estos contactos se consolidaron y la disolución del Reichschaft deutscher Pfadfinder fue una de sus consecuencias.

En agosto de 1933 la Conferencia Scout Mundial llevada a cavo en Godöllo, Hungría, votó la siguiente resolución (15/33), titulada “Propaganda Política”: “ el congreso una vez más promueve la atención al hecho que cualquier propaganda política de cualquier índole, directa o indirecta, nacional o internacional, no debe ser permitida en ningún campo o encuentro Scout en la cual representantes de otras naciones sean invitados a participar.” En 1937 la misma Conferencia Mundial fue incluso más precisa, cuando votó la resolución 15/37 titulada “Patriotismo”: “ La Conferencia resuelve que el Comité Internacional haga todo lo posible para asegurar que los Scouts y los Rovers en todos los países mientras alberguen verdadero patriotismo, se guarden genuinamente dentro de los límites de la cooperación internacional y la amistad, sin discriminación de credo y raza, como ha sido siempre subrayado por el Jefe Scout (Baden-Powell). Así cualquier paso hacia la militarización del Movimiento Scout o la introducción de intereses políticos, que podrían causar desentendidos y así limitar nuestro trabajo hacia la paz y el bienestar entre nacionales e individuos deberá ser enteramente evitada en nuestros programas.

Baden-Powell y los líderes del Bureau Internacional amenazados por los Nazis en 1940

Es interesante notar que el plan de invasión Nazi hacia el Reino Unido, preparado en 1940 por el general SS Walter Schellenberg, previó la aprensión de unos 2.800 ciudadanos británicos prominentes, entre los cuales se encontraba Lord Baden-Powell y los líderes principales del Bureau Internacional de los Boy Scouts.

El plan de invasión estaba acompañado por el documento “Informationsheft Groß Britannien”, un libro con información de la sociedad británica: la administración, el sistema educativo, los medios de comunicación, grupos religiosos, partidos políticos, uniones, organizaciones de migrantes, francmasonería, organizaciones judías, policía, servicios secretos, todos descritos desde una perspectiva nazi.

Parte de este libro nazi titulado “ El Sistema Educativo” incluye dos sub secciones: “ escuelas públicas” y “ El Movimiento Scout Internacional”. Leyendo este texto, una mezcla de tonterías e información muy precisa nos hace cuestiona. Los nazis creían que como Baden-Powell había sido oficial de inteligencia en el ejército Británico, los Scouts que Él creó en 1907 tenían el solo objetivo de espionaje para el beneficio de Inglaterra y comisionados de varias organizaciones internacionales tenían como única misión preparar mensualmente y cuatrimestralmente reportes de la vida social, económica y política de su país para el Bureau Internacional Scout. La parte dedicada al escultismo es también una ilustración del racismo nazi: Hubert Martin, Director del Bureau Internacional Scout es descrito como “medio judío”.

Todos estos elementos prueban la falta de simpatía mutua entre el régimen nazi, Baden-Powell y el Movimiento Scout. Ellos deben animar a los Scouts de hoy en día para reflejar en su historia para entender mejor la realidad de su misión de Paz y guardarse a sí mismos frente a regímenes totalitarios que siempre han tratado de prohibir o restringir el Movimiento

Contacts :

Director, External RelationsWorld Scout Bureaumedia@scout.org