The Scout.org website uses "cookies", both internal and from third parties. Cookies are small text files placed on your end user device and help us to distinguish you from other users, to enhance your experience on scout.org. If you continue, we'll assume that you are happy to receive cookies on our website. You can change your browser's cookie settings at any time. To find out more about how we use cookies and how to manage your browser settings read our Cookies Policy.

Tutorial

Manual para jóvenes facilitadores: capacitar & aprender

30. Jun 2013

Original author: Bela Caballero, Honduras

Abstract
La capacitación es un proceso de educación que tiene como intención ofrecer al sujeto la posibilidad de desarrollar un conjunto determinado de nuevos conocimientos, aptitudes y destrezas orientado a transformar parcialmente la realidad que lo rodea.

Tutorial
El TALLER
Los talleres son espacios para la recreación, re-elaboración y re-construcción de saberes, afectos y conocimientos. Además, un taller es una actividad voluntaria para ambas partes, tanto para la persona facilitadora como para las personas participantes.

Características del Taller
a. Las actividades se centran en un aspecto específico que se desarrolla intensiva­ mente.
b. Hay mucha práctica. Las personas participantes aprenden haciendo. Se parte de la práctica como fuente de conocimiento: “aprender haciendo”.
c. Es una instancia de reflexión. Se analizan e interpretan la acción, las tareas pedagógicas, el hecho educativo, para captar su contenido y su eficacia. Hay mucha crítica.
d. Se aprende analizando los errores. Pero la crítica es creativa, integradora y positiva.
e. La forma de evaluación es conjunta entre facilitadores y participantes, en relación con la forma co-gestionada de la producción de la tarea.
f. Las personas participantes ofrecen su aporte personal, creativo y crítico. Se transforman en sujetos creadores de su propia experiencia. No son meros re ceptores.
g. Es un equipo de trabajo. No hay maestro que enseña y alumnos que aprenden. Es el equipo que a través de la reflexión y el trabajo, el interaprendizaje, produce su propio conocimiento: “va aprendiendo a conocer”.
h. Se produce en colaboración. Hay una superación de las relaciones competitivas
entre los participantes, por el criterio de producción conjunta grupal.
i. La persona facilitadora facilita a las personas participantes la realización de sus tareas mediante una relación basada en el diálogo.
j. La persona facilitadora es responsable principal del grupo y lo dirige hacia el logro del proceso de enseñanza-aprendizaje.
k. La relación facilitador-participante “es una tarea común de cogestión superando la práctica paternalista del docente y la actitud pasiva y meramente receptiva del participante”

TIPOS DE TALLERES:

a. taller de sensibilización

b. taller de información

c. taller de capacitación

d. taller de reflexión

DISEÑO DEL TALLER
Para diseñar un taller o cualquier actividad de aprendizaje, es necesario conocer los cinco pasos del ciclo de la capacitación:
• Análizar las necesidades y características de las personas participantes.
• Establecer los objetivos de aprendizaje del taller o de la capacitación.
• Desarrollar los contenidos, metodología y las actividades de aprendizaje.
• Implementar o realizar el taller.
• Y, finalmente, evaluar el taller.

Objetivos de aprendizaje del taller:
“Para qué”
Después de tener una idea clara de las personas participantes,
se procede a fijar los objetivos de aprendizaje; el para qué (lo que se debe alcanzar. Por tanto, deben ser útiles, observables y realistas)

Contenidos y actividades: “Qué y cómo”
Ahora necesitamos diseñar los contenidos. Estos constituyen el qué de la capacitación. Necesitamos tener una idea clara de lo que queremos lograr con la capacitación. Luego pensamos en el cómo. Poner en orden los puntos de aprendizaje conjuntamente con los métodos, las prácticas y los recursos para lograrlos.

Evaluación
El ciclo de la capacitación se cierra con la evaluación. Con ella queremos verificar si los objetivos de aprendizaje se han cumplido, si las personas participantes han aprendido. La evaluación involucra 4 instancias:
las personas facilitadoras, las personas participantes, el proceso de capacitación y la logística.

En un taller podemos evaluar varias categorías:

• La adquisición de conocimientos.
• La adquisición de habilidades.
• Los cambios de actitudes y comportamientos.
• La logística y el desempeño de las personas facilitadoras.

EL PLAN DEL TALLER
vamos a dividir esta actividad en 2 pasos: la preparación del taller, pensando en la convocatoria, etc., y el diseño del plan metodológico o carta didáctica.

Entre los aspectos que se deben considerar en la preparación, tenemos: nombre de la actividad o taller, qué tipo de taller vamos a impartir–, fecha –cuándo se va a realizar el taller, cuánto tiempo durará–,horario, lugar o local –en qué lugar–, participantes –quiénes van a participar y cuántas personas–, instituciones responsables, personas facilitadoras, personas coordinadoras, objetivo general, metodología, resultados esperados, etcétera.

DESARROLLO O EJECUCIÓN DEL PLAN DEL TALLER
un taller se puede dividir en tres partes o fases: 1. introductoria o de preparación, 2. de desarrollo o implementación y 3. evaluación.

1. La fase introductoria inicia con la preparación del taller: Allí tenemos
planeamiento y diseño, búsqueda y preparación del local y de los recursos o aspectos logísticos, recibimiento de las personas participantes,
bienvenida, inscripción, acto protocolario, presentación de las personas participantes y del equipo de facilitación, lectura conjunta del programa
y reglas del juego.La parte del diseño, búsqueda y preparación del local y de los recursos se suele hacer con mucha antelación.

2. Fase de desarrollo del taller:
Una vez completada la fase introductoria, entramos de lleno al desarrollo del taller. Todas las actividades giran alrededor del tema central del taller. El facilitador o el equipo de facilitación siguen el plan, diseño metodológico o carta didáctica. En la implementación o ejecución del taller, siempre hay que tener presente que partimos de los conocimientos y experiencias de las personas participantes.

3. Fase de evaluación del taller:
Todo facilitador debe saber en cada momento cómo se va desarrollando el taller en el transcurso del día y de su período de duración. Para ello debe estar atento a los signos, gestos, posturas, expresiones de las y los participantes; es decir, la evaluación es permanente. Sin embargo, se pueden hacer evaluaciones parciales para detectar las fallas y los aspectos que inquietan a los participantes para corregirlas. En estos casos, como en la evaluación final, hay que propiciar un ambiente en el cual las personas participantes se sientan con libertad para expresarse abiertamente sobre los diversos aspectos del taller.

TÉCNICAS PARA LA FACILITACIÓN
Llamamos técnica de enseñanza y aprendizaje a “el recurso didáctico al cual se acude para concretar una parte del método en la realización del aprendizaje”.

Existen muchas técnicas que nos ayudan en los procesos de enseñanza y aprendizaje, aquí algunas de ellas:

Exposición o charla, Conferencia, Lectura Comentada,

AYUDAS AUDIOVISUALES
Son los recursos o medios que nos apoyan en presentaciones, exposiciones,
clases, etc., para comunicar de manera más eficaz el contenido
o nuestro mensaje de forma diferente.

Algunos de los recursos más empleados en la facilitación:

Rotafolio, Audio, PowerPoint, Videos,

TÉCNICAS PARA TRABAJAR EN GRUPOS
Por la naturaleza misma de los talleres, teórico-prácticos, las técnicas de trabajo grupal son imprescindibles. La discusión de ideas, el compartir experiencias, conocimientos y saberes, es un elemento fundamental para el interaprendizaje. Por tanto, entre sus ventajas más estimadas está el lograr una alta participación y retroalimentación.

Aquí algunas de ellas: Phillips 66, Lluvia de ideas, Panel, Simposio, Estduio de Caso, Dramatización, Mesa Redonda.

DINÁMICAS Y JUEGOS
Buscan ayudar a que nos permitan romper la monotonía y la inactividad.
Aquí aparecen, como salvavidas, las dinámicas y los juegos que nos permiten profundizar en la creatividad de las personas participantes,
en su participación y a estimular el diálogo y la convivencia social.
Son muchas las dinámicas y juegos que el imaginario popular nos ha legado.

Iniciar un taller y lograr crear un buen clima de trabajo depende de cómo se presenten las personas participantes y cómo se relacionen a partir de allí. Una buena manera de hacerlo es mediante dinámicas o juegos de presentación de participantes.

Después de un rato…
Es común ver en algunos talleres que han comenzado temprano, las personas participantes empiezan a bostezar y a moverse en sus sillas. Ya no encuentran cómo sentarse. Entonces, para lograr el éxito del taller tenemos que inventar algo: realizar dinámicas y juegos.